Visor de contenido web

Mañanes apuesta por un pacto educativo que "aporte estabilidad al sistema, con financiación suficiente y dotado de mecanismos de revisión y actualización" que le permitan mantenerse en el tiempo

El consejero de Educación cántabro ha desgranado las propuestas de Cantabria en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado

Santander - 08.01.2018

"Un pacto para asegurar la estabilidad del sistema, dotado con mecanismos de revisión y actualización, acompañado financiación suficiente, y dotado de mecanismos de revisión y actualización que blinden esos acuerdos".

El consejero de Educación del Ejecutivo cántabro, Francisco Fernández Mañanes, ha intervenido hoy en la sesión de la Comisión General de las Comunidades Autónomas para la Ponencia sobre el Pacto de Estado Social y Político por la Educación en el Senado.

Fernández Mañanes ha apostado por un pacto que "esté al servicio de la mejora del sistema educativo, que ponga en el centro las necesidades del alumnado y su derecho a aprender y que esos cambios sean reales y efectivos".  El consejero cántabro ha asegurado que el acuerdo en educación "político, social y territorial" es un objetivo que debe de "unir a todas las fuerzas políticas y a toda la comunidad educativa".

Mañanes se ha mostrado partidario de alcanzar un gran acuerdo político, social y territorial que tenga en cuenta las sensibilidades de las Comunidades Autónomas y para ello ha defendido el papel de los distintos foros de discusión (Senado, Congreso, Consejos Escolares...) que se han desplegado para la consecución de este objetivo.

Ha calificado este acuerdo como un medio para alcanzar metas y finalidades "consensuando voluntades de las distintas fuerzas políticas y los diferentes territorios" en busca de una educación para la inclusión que trabaje para generar ciudadanos críticos y responsables con la sociedad.

Asimismo, ha demandado que el "ansiado" pacto educativo para el que se está trabajando vaya acompañado de su correspondiente memoria económica.
En este sentido, ha manifestado que para lograrlo es obvio que se necesita voluntad política y financiación suficiente, "también para las comunidades que en este momento somos los verdaderos artífices de las políticas educativas".

En su opinión, es preciso una mayor dotación para cumplir con este servicio público en condiciones de "calidad y equidad" que permita blindar los pilares del sistema educativo para evitar que se vea afectado por los vaivenes económicos.

Mañanes ha defendido una educación pública que sirva como instrumento de compensación de desigualdades sociales, "orientada a incrementar la calidad del aprendizaje del alumnado y a garantizar el derecho a aprender del mismo".

En su comparecencia, el consejero ha desgranado las propuestas de Cantabria como son el hecho de reforzar la detección temprana de necesidades, potenciar la orientación educativa o la atención a la diversidad con el fin de conseguir una mayor equidad.

Y ha apostado por momento recuperar materias que formen en valores como son la democracia y los derechos constitucionales. Por otro lado, ha abogado para que la asignatura de Religión salga del currículo escolar, en su concepción de asignatura doctrinal, y deje de tener valor académico.

En la parte final de su discurso el consejero de Cantabria se ha mostrado partidario de una educación con unos "currículos más abiertos y flexibles" donde se den cabida también a aspectos como la creatividad e inteligencia emocional.

Así, y al igual que han reconocido la mayoría de los representantes de las CCAA, ha señalado las desventajas de la repetición de curso, "ineficaz y dolorosa," y que ha demostrado que en la mayoría de los casos contribuye a engrosar las tasas de abandono y fracaso escolar. Además, ha recordado otros de los problemas básicos de nuestro sistema educativo y ha apostado por la mejora de ciertos aspectos como es la necesidad de impulsar el aprendizaje de lenguas extranjeras.     

Fernández Mañanes ha terminado su intervención reclamando el papel de los docentes y ha expresado la necesidad de abordar cambios en su formación, los procesos de selección de acceso a la Función Pública o la mejora de la carrera profesional, ya que los docentes son la "piedra angular de todo cambio educativo", ha matizado. En este aspecto el consejero cántabro ha señalado que es preciso mejorar la preparación didáctica y aumentar la experiencia práctica de los docentes y ha apostado por una formación continua de calidad, la obtención de incentivos y la promoción de carrera profesional.

Ponencia para el debate de las propuestas educativas

La ponencia se constituyó el pasado 17 de marzo de 2017 y su objetivo es que las autonomías puedan exponer y debatir de manera conjunta sus propuestas educativas en sus diferentes dimensiones básicas, para concluir con la elaboración de un documento de diagnóstico, objetivos y propuestas que puedan servir a los trabajos para el pacto educativo.

Esta Comisión General está integrada por 10 senadores con voz y voto; y 19 representantes de las comunidades y ciudades autónomas con voz pero sin voto.

Simultáneamente a la Ponencia de estudio en el Senado, el Pacto de Educación se debate también en el Congresos de los Diputados.

Está previsto que después de la ronda de las comunidades sea la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en representación de las entidades locales, la llamada a participar en los trabajos del Senado.

 

 

5690428